Recomendaciones para reclamar medicamentos

Señor usuario le recordamos que por normatividad, debe presentar la fórmula médica como requisito obligatorio para la entrega de los medicamentos.  

Esto aplica tanto para servicio presencial como para las entregas a domicilio (Decreto 780 de 2016, Capítulo 10).

Consideraciones generales:

  • Las fórmulas deben estar vigentes a la hora de reclamar los medicamentos. Consulte con su EPS o entidad las condiciones de vigencia de fórmula establecidas para la reclamación de medicamentos en los puntos de dispensación de Eticos. 
  • La fórmula debe contener el principio activo, concentración, forma farmacéutica, vía de administración y periodo de tratamiento.
  • La fórmula debe ser legible, no podrá contener enmendaduras o tachaduras, siglas, claves, signos secretos, abreviaturas o símbolos químicos.  
  • Las fórmulas MIPRES deben incluir el código de la EPS.
  • Si su EPS o entidad requiere un proceso de autorización previo, esta autorización debe tener fecha posterior a la fórmula médica.
  • Verifique que los medicamentos formulados coincidan con los autorizados por la EPS o entidad (medicamento, dosis, frecuencia, cantidad total formulada y tiempo total de tratamiento).
  • Para usuarios de Nueva EPS, las fórmulas No PBS y Alto Costo deben tener código de pre-autorización vigente.

Dispensación Informada

Señor(a) usuario (a): tenga en cuenta las siguientes recomendaciones frente a los medicamentos que le están siendo entregados:

Al momento de reclamarlos

  • Al momento de reclamar sus medicamentos, debe recibir información sobre el uso adecuado de los mismos.
  • El farmacéutico y usted deben verificar que los medicamentos que le entregan correspondan con los formulados en nombre, concentración, forma farmacéutica y cantidad. Verifique la fecha de vencimiento.

¿Cuándo debe tomar sus medicamentos?

  • Tome sus medicamentos en el horario establecido por el médico. En caso de que requiera ayuda para establecer su horario, solicite la ayuda del Químico Farmacéutico.

Cómo tomar sus medicamentos

  • Asegúrese de seguir las instrucciones de su médico sobre cómo y cuándo tomarlos.
    Consúmalos siempre con abundante agua; no los tome con bebidas gaseosas, azucaradas o jugos, a menos que sea requerido. No los ingiera todos al tiempo a menos que su médico así lo haya indicado.
    Para casos de medicamentos cuya presentación sea en polvos orales para reconstituir, utilice agua de consumo humano (hervida al clima o de botella; si proviene de un purificador, deje que ésta repose por 10  minutos).
    Revise si debe consumirlos con o sin comidas: algunos medicamentos deben tomarse con comidas para evitar las molestias del estómago; otros deben tomarse en ayunas para evitar que los alimentos impidan su absorción; algunos medicamentos pueden interaccionar con ciertos alimentos y bebidas. Es recomendable no ingerir alcohol con medicamentos. 

    Dosis: Tome la cantidad indicada por el médico en la fórmula que le fue entregada. Las suspensiones pueden medirse con jeringas desechables de 5 cc.


En caso de presentar efectos adversos, no dude en consultar a su médico y notificar al dispensario o farmacia.

Cómo almacenar sus medicamentos

  • Después de tomar un medicamento, cierre correctamente el frasco o envase para evitar contaminaciones.
  • Conserve el medicamento siempre en su envase original; así podrá identificarlo y evitará confusiones.
  • Conserve el medicamento en un lugar fresco y seco. La cocina y el baño NO son buenos lugares para guardar los medicamentos.
  • NO deje los medicamentos al alcance de los niños.
  • NO es recomendable guardar el medicamento restante después de un tratamiento; así evitará errores y confusiones.
  • NO tire los medicamentos a la basura; pida asesoría en la farmacia sobre cómo hacer la correcta disposición de estos. 
  • Nunca comparta sus medicamentos con otra persona. NO recomiende medicamentos ni se automedique.
  • Si el medicamento requiere refrigeración, preséntese a la farmacia con nevera portátil y gel congelado.  En casa, almacénelo en la nevera, nunca en la puerta ni en el congelador y evite contaminación con sus alimentos.
  • Si el medicamento es un antibiótico en polvo que requiere reconstitución con agua, una vez preparado, refrigere en la nevera por el tiempo indicado por el fabricante; si éste no lo declara, conserve solo por 7 días.
  • Si requiere más información sobre buenas prácticas de almacenamiento de sus medicamentos, solicite hablar con el farmacéutico.

¡Eticos está comprometido con su bienestar!